martes, octubre 16, 2018

[RESEÑA-NOVELA GRÁFICA] MARMALADE BOY (la familia crece) de Wataru Yoshizumi


Páginas: 172 | Editorial: Grupo Editorial Vid | Género: Shoujo
 Sinopsis:
Todo lo que querría Miki Koishikawa era una familia normal y éso era exactamente lo que tenía hasta que sus padres deciden cambiarse de casa junto a otra pareja (cambiando las esposas!); volviendo el mundo de Miki al revés. En la actualidad ella vive en una casa con cuatro padres y su guapísimo hermanastro, Yuu. Y si no fuera suficiente con el culebrón de sus padres, Miki tendrá sus propios dramas con los problemas de sus amigos, intentando sobrevivir en la escuela ... 


Opinión Personal:


Este viene a ser la primera entrega de los ocho volúmenes de este manga y es un título que sorprendió en el momento en que fue publicado. 
Marmalade Boy fue publicado por Grupo Editorial Vid en una época en que el manga apenas estaba haciéndose emergente y que sólo ciertas obras eran conocidas y coleccionadas. El hecho de que la editorial haya adquirido esta licencia, fue un gran riesgo y a muchos sorprendió. 

En este primer tomo, vemos el inicio de la historia donde consiste en que los padres de Miki Koishikawa le anuncian que se van a divorciar para cambiar de pareja con otro matrimonio que conocieron en un viaje. Para colmo de todo, ellos deciden que todos deberían de vivir juntos en la misma casa. 
Todo lo que vemos, sería el inicio del primer arco argumental donde se habla de la decisión de sus padres y las primeras impresiones de Miki respecto al hijo de esa otra pareja: Yuu. 


El dibujo del manga es muy bonito (nada que ver con el diseño que se realizó para la serie animada) y  siendo esta una de las tantas veces que lo he leído, puedo decir que este el arco argumental (de los tres que tiene) que más disfruto. Esto es porque me gusta como la autora plantea la línea argumental y conocemos a estos personajes. 
Miki siempre me ha parecido una chica bastante alegre y su manera de pensar suele ser madura. A comparación de otras protagonistas del género, he encontrado que ella suele reflexionar las situaciones en las que se encuentra antes de actuar. 
Yuu es bastante misterioso: es reservado y a duras penas se puede saber lo que él piensa. Eso es el encanto de él puesto que se desconocen sus sentimientos. También me gusta el detalle de que a pesar de ser reservado, suele hacer bromas a menudo. 
Meiko y Ginta: Ambos son amigos de Miki y aunque sus historias no se desarrollan del todo en este primer número, si se empieza a formar una idea sobre lo que vermos en los siguientes números. Ambas me gustan mucho, pero la que dura menos es la de Ginta. 
Los padres: ellos son muy liberales, alegres y fuera de lo común. Todo el tiempo se les ve muy libres en su forma de ser y encontrarlos en alguna situación seria, se puede llegar a sentir extraño.

A grandes rasgos, en estos primeros capítulos iniciales Wataru Yoshizumi nos hace ver que la historia cumplirá con las características clásicas de un shoujo: triángulos amorosos, comedia y mucho drama (aunque en este número no hay situaciones exageradas por cosas pequeñas, en los siguientes números sí que las encontraremos).

El primer volumen termina con un buen cliffhanger que nos hace preguntarnos cómo seguirá esta historia. 
Para aquellos que les gusta ver el contenido del ejemplar por dentro, les dejo un vídeo que compartí en twitter:
Estaremos reseñando los siguientes números, así que estén al pendiente 
¿Ustedes ya conocían este manga?

1 comentario:

  1. ¡Hola! Como ya te dije más veces, las novelas gráficas no son lo mío pero esta la verdad es que parece muy chula. Un besote :)

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. ¡Gracias por comentar!