viernes, noviembre 22, 2019

Reseña: Marmalade boy Vol. 8 de Wataru Yoshizumi


Editorial: Grupo Editorial Vid | Páginas: 187 | Demografía: Shoujo

『♡』•『♡』•『♡』•『♡』

Sinopsis:

Los padres de Miki Koishikawa se van de vacaciones a un crucero y vuelven anunciando su divorcio. En el barco conocieron a otra pareja, los Matsuura y pinta el cambiazo. Pero eso no es todo, los dos matrimonios y sus hijos se van a mudar juntos. Los Matsuura tienen un hijo que resulta ser un lindo pibe aunque un poco amargo, como la mermelada de naranja. Y a Miki le gusta, no puede ocultarlo. Cuadrados y pentágonos amorosos en un clásico del shojo.

『♡』•『♡』•『♡』•『♡』
Otros tomos:
Volumen 1
Volumen 2
Volumen 3
Volumen 4
Volumen 5
Volumen 6
Volumen 7


『♡』•『♡』•『♡』•『♡』



Opinión personal:


¡Llegamos al volumen final! 
Leer el último tomo de esta historia me hizo llorar. Fueron tantas emociones mixtas, que no sabía cómo tomarlo. No sólo fue el hecho de que la historia llega a ser conmovedora sino que me hizo recordar a mi adolescencia cuando lo leí por primera vez.
Ahora que lo veo en retrospectiva, es cierto que tiene sus claras diferencias con su adaptación al anime y, ahora que lo leo nuevamente, me gusta más la obra original. 
Las adiciones que hicieron para el relleno de Marmalade Boy siguen sin convencerme y no me agrade del todo. De hecho, siempre me pareció la parte más aburrida de toda la serie. 

Por otro lado. me dio gusto ver el final de esta historia y que la autora se haya decidido por este desenlace entre todas las opciones que había considerado (en un apartado especial del último tomo, Yoshizumi nos platica cómo es que tuvo que decidir entre los finales).

Me agradó que el final fuera bastante diferente del anime, ya que considero que es muy cursi para mi. Me gusta más el de la obra original porque lo veo más natural a todo lo que le pasó a los protagonistas.



También debo señalar que es mi portada favorita de todas, ya que es la única en la que están Yuh y Miki. La mirada triste de ésta última me gusta, siempre he sentido un vacío cada vez que veo la ilustración porque me hace recordar todos los momentos por los que tuvo pasar durante las últimas dos entregas.

Sólo hay una observación general que tengo que hacer: me da gusto que la historia tuviera que terminar en este volumen porque me pareció que ya no daba para más. El volumen 7 y éste se volvieron interesantes porque Yohizumi ya tenía dirigirse al final. De hecho, pienso que casi se le va de las manos por eso de la mitad, pero de eso ya hablaremos en la revisión general de este título.

¿Y ustedes ya leyeron Marmalade Boy?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Este blog se alimenta de tus comentarios. ¡Gracias por comentar!